La historia de Alina

 

Soy Alina y nací en Rumanía en un día de verano del año 1975. Por la mala situación económica del país, además era la época comunista, mi madre no sabía que yo iba a nacer con una enfermedad muy difícil de curar. A pesar de que a mi madre le contaron la posibilidad de que el feto que iba a tener tendría una enfermedad (sin hacerle las pruebas) y sin ofrecerle la oportunidad de abortar (en esa época el aborto era totalmente prohibido) ,mi madre opto por dar a luz a su primera hija. Mi madre perdió mucho peso en los meses de embarazo por esto los médicos la ingresaron en el hospital. Todas las analíticas le salieron mal, parecía como un fantoma. Antes de cumplir los 8 meses de embarazo nací yo.. una niña de 2,300 gr. En los primeros meses de vida no se notaba nada, que un pie era más gordo o que la espalda tenía algo. Pero con los meses, empezó a notarse bien. Entonces, por un estudio de los médicos, dijeron que todo es así porque en los primeros 3 meses de embarazo, a mi madre le mandaron a hacer una radiografía por un dolor fuerte del estomago. Parecía que los rayos X me malformaron esta parte del cuerpo, esta era la opinión de los médicos de esta época. Por eso, a los 9 meses tuve mi primera intervención para quitar una parte del tejido adiposo que hacía que el pie y la planta estuviera malformada. Y, a partir de los 5-6 años, empezaron de
verdad las intervenciones. Todas mis vacaciones de verano me las pase en hospitales. Pero, a pesar de esto, fuí una niña normal, más o menos, en la vida social. Estudie en un colegio normal, termine después el bachillerato y la carrera de ortodoncia. Digo más o menos porque he tenido que aguantar las risas y las miradas de los niños que no entendían porque no soy como ellos. Mis padres, además mi madre, siempre me ha protegido demasiado, creo que por este sobreprotegimiento me costó mucho salir a encontrar mis sueños. Pero amigos he tenido siempre, porque soy una persona muy sociable, que me gusta conocer personas, escuchar y conversar. Lo que es más importante en esta enfermedad es aceptarte así como eres, darte cuenta que tu eres importante y que Dios nos ama mucho. Yo me amo mucho, soy guapa y no quiero ser como los demás:)), me gusta así como soy. Y si tengo que aguantar intervenciones muy complicadas las voy a aguantar. Porque siempre después de un día malo aparece el sol. Tengo muchas intervenciones, como 20, todas cortar, quitar y curar:)). Aquí, en Madrid, vivo desde hace 9 años, con mi marido. Ah! me olvide deciros que me case hace 10 años:)).. no tenemos hijos. En Madrid tengo 5 intervenciones y también aquí me entero que los rayos x no tiene la culpa de nada:)))). Todo este tiempo estuve con esta idea. Mi historia es mucho más larga pero así en pocas palabras esta soy yo.

Publicado en Nuestras historias.